Historias de Nottingham: Sobre el AC Milan y el hijo del carnicero 1


Nottingham es, por razones obvias, una de las ciudades inglesas en la que más tradición futbolística hay. Amén de su indiscutible vinculo con Robin Hood, esta ciudad es conocida por albergar dos de los equipos de fútbol más antiguos del mundo: el Notts County y el Nottingham Forest. Cabe recordar que el Forest puso la ciudad en el mapa europeo a finales de los 70 gracias a a sus sonados triunfos en la Copa de Europa. Por todos estos motivos, en cuanto conocen mi gusto por el fútbol, los habitantes de esta pequeña ciudad no dudan en revelarme anécdotas relacionadas con el deporte rey en este lugar en los East Midlands británicos.

Herbert Kilpin, uno de los fundadores del AC Milan -  FOTO:  Garcia1 - Wikipedia.org

Herbert Kilpin, uno de los fundadores del AC Milan – FOTO: Garcia1 – Wikipedia.org

Una tarde llegó a mis oídos el nombre de Herbert Kilpin, el hijo de un carnicero, un total desconocido para mi pero al que el fútbol le debe mucho por haber fundado uno de los mejores equipos de la historia. Nacido en Nottingham, Kilpin se crió en el 129 de Mansfield Road junto a sus 9 hermanos. Pronto creció su gusto por el incipiente deporte llamado fútbol, por lo que participó en partidos con los equipos de Notts Olympic y St. Andrews, éste último el equipo de una iglesia cercana al Forest Recreation Ground. Cumplidos los 20, emigró al norte de Italia, a Turín, para trabajar en la industria textil. Allí jugó para el Internazionale Torino, primer equipo italiano y fundado por el que era su jefe, Edoardo Bossio, siendo así el primer inglés en jugar fuera del Reino Unido. Cuenta la leyenda que su afición a la bebida le llevaba a colocar una botella de whisky detrás de la portería para saciar su sed de vez en cuando, un mal hábito que podría haber provocado la cirrosis que años más tarde le mató.

Siete  años después llegó a Milán, donde, tras una larga sesión bebiendo en la taberna Fiaschetteria Toscana, fundó, junto a cinco amigos más, el Milan Football and Cricket Club, equipo que hoy conocemos por AC Milan. Las grandes ciudades europeas se llenaban de clubes creados por inmigrantes ingleses con ganas de rememorar el balompié que otrora practicaron en las islas.Kilpin, al ser la estrella del equipo, y el jugador más experimentado, también hizo las de entrenador. Debido a su pasado en la industria textil, incluso también fue el creador del archiconocido uniforme del equipo, tintado con las inconfundibles rayas rojas y negras. Su razonamineto por la elección de dichos colores? “Somos el equipo de diablos. Nuestros colores deben ser el rojo del fuego y el negro para invocar el miedo en nuestros enemigos”.

La gloriosa camiseta rossonera ya empezó ser sinónimo de éxito cuando pronto consiguieron tres títulos nacionales, hasta 1907. Al año siguiente, se decide la prohibición de la participación de jugadores extranjeros en los equipos italianos, con lo que precipitó la retirada del fútbol de Kilpin y de sus otros compañeros ingleses. El 22 de octubre de 1916 murió a la edad de 46 años y su tumba se perdió durante décadas, hasta que el historiador amateur Luigi La Rocca la rastreó hasta encontrarla en el Cementerio Municipal de Milán, sin referencia a su nombre y en la zona reservada para protestantes. Durante el centenario del equipo italiano, en 1999, el AC Milan pagó una tumba para trasladarla al Cementerio Monumental de la ciudad, dónde yace junto al conductor de F1 Alberto Ascari, el compositor Giuseppe Verdi y el director de orquesta Arturo Toscanini, en el famoso Famedio, construcción destinada a la sepultura de personajes ilustres de la ciudad.

Gianni Rivera, Giovanni Trapattoni, Franco Baresi y Cesare y Paolo Maldini, jugadores que grabaron sus nombres a fuego en la historia del laureado club de Milán a golpe de hazañas, pudieron hacerlo gracias a la nostalgia que el hijo de un carnicero de Nottingham sintió un día por el fútbol. Una pasión que hoy sienten millones de personas y que los tifosi rossonero deben, además del amor a unos colores, a “il primo vero campione milanista”.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Historias de Nottingham: Sobre el AC Milan y el hijo del carnicero