Barça – Elche: El gato negro y el cuento de siempre 3


Un inicio atípico para un final típico. Justo la estructura contraria que utilizan los escritores para escribir sus relatos. Como hacía Edgar Allan Poe con El gato negro, un cuento que los que estuvieran viendo el Barcelona – Elche (3-0) habrán recordado sin duda tras ver saltar al Camp Nou un gato de dicho color que obligó a parar el partido por varios minutos. Inicio extraño disipado por la normalidad con la que el Barça resolvió el encuentro.

Nadie podía sospechar antes del encuentro que el protagonista no iba a ser un jugador, teniendo en cuenta que habían cinco caras nuevas en el once titular del conjunto azulgrana: Bravo, Mathieu, Rakitic, Rafinha y Munir. Los cinco debutaron con la camiseta azulgrana en Liga (Rafinha ya lo habían hecho en Copa y Champions), y todos (unos con más nota que otros) pasaron la prueba sin problemas. Pero fue el felino el que centró los comentarios, de los supersticiosos sobretodo, que veían en el gato negro una señal pesimista de lo que sería el devenir de la era Luis Enrique.

Tras el raro asunto del animal, el Barça del ‘Lucho’ comenzó la temporada cumpliendo con lo que el aficionado azulgrana esperaba de un partido normal: Mucha posesión, en la primera parte hasta el 85% a favor del Barça; dos goles de Messi, que lleva marcando en la primera jornada de la Liga desde hace cinco temporadas; expulsión de Mascherano, Piqué en el palco comiendo ‘snacks’ y el gol de Munir. El jugador de 18 años marcó en su primer partido con el primer equipo del Barça, algo que en otro jugador sorprendería, pero que en el caso del jugador nacido en Madrid no llama la atención, atendiendo a sus números en la pretemporada azulgrana. Una no-sorpresa agradable que los 68.000 espectadores que bien supieron valorar ovacionando al jugador durante su sustitución por el recuperado Pedro. De esta manera, Munir ayudó a resolver la difícil papeleta en la que se encontraba Luis Enrique con los problemas en ataque que sufría el equipo, y ‘Lucho’ a su vez dio confianza al joven delantero manteniéndolo en el campo pese a al expulsión de Mascherano, siendo Rafinha el damnificado.

La expulsión del argentino coincidió con el primer gol del Barça, con lo cual el Elche, que había centrado todos sus esfuerzos a parar las embestidas de los culés, intentó dar un paso adelante para aprovechar la superioridad numérica. Pero se quedó en el intento. La media parte enfrió un partido que el Barça acabó de congelar con el segundo gol nada más empezar la segunda parte, y lo que propició que los de Alicante estuvieran a merced de los azulgrana. Poca cosa más se le podía pedir a un equipo que este verano ha perdido a Boakye y Carlos Sánchez, sus dos principales referentes durante la temporada pasada.

Así, la Liga empieza con tres puntos para el Barça, un inicio prometedor e ilusionante de un proyecto que crecerá con la entrada de Neymar y Luis Suárez. Un inicio calmo y esperado, sin sobresaltos. Como el mar al término del verano. Sin que el gato negro provocara ningún incendio.

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “Barça – Elche: El gato negro y el cuento de siempre

  • Torpedero Tucuman

    no puede ver el partido por tema de curro..que tal jugaron? que tal la presion y las transiciones defensa/ataque? y que tal la defensa a balon parado? que ganas de ver a Neymar,Messi y Suarez juntos…creo que a este tridente solo lo podria igualar el Messi/Ronaldinho/Etoo y aun asi creo que seran mejores con Suarez

    • Carlos Faneca

      El tema es que el Elche se limitó a aguantar jugando a poco, y recibió los dos primeros goles en momentos cruciales (final primera parte e inicio de la segunda). Por lo demás genial, presión bien, como se vio en el Gamper. Ya sólo por la caras nuevas (sobretodo Rakitic) esto tiene otra pinta, ya lo dice él, tiene hambre. Pocas pérdidas y Alba y Alves mejoraron bastante, sobretodo Alba. A balón parado poca cosa, Bravo ni la tocó. Pero con Mathieu, se diga lo que se diga, se gana muchisimo en juego aéreo. Le veo muy buena pinta, al francés.
      También tengo muchas ganas de ver jugar a los tres, pero sinceramente tengo mis dudas de que funcione a las mil maravillas. Messi acapara el juego del Barça, si se reparte el protagonismo con otros dos jugadorazos, Messi baja nivel. En el Messi/Ronaldinho/Eto’o, el crack era Ronnie, Messi estaba subiendo y a éste lo veía como un Dios, y Eto’o ha sido siempre un trabajador…hasta que se cansó de no ser protagonista. Ya lo iremos viendo, espero equivocarme!
      Un saludo!