Las 5 cosas que hacen de la Copa de Oro un torneo extraño


Estados Unidos será el defensor del título en esta edición de la Copa de Oro / USSOCCER.COM

Estados Unidos será el defensor del título en esta edición de la Copa de Oro / USSOCCER.COM

En plena resaca de la Copa América, hoy da el pistoletazo de salida otra competición americana de selecciones, la Copa de Oro. En este caso se enfrentan los combinados de los países que conforman la CONCACAF, del centro y norte de America, en la que será la competición más importante de fútbol hasta el inicio de las ligas europeas. A pesar del creciente seguimiento que tiene el fútbol del continente americano, las grandes diferencias del torneo con otros similares como la Eurocopa, hacen de la Copa de Oro una competición extraña para los seguidores del fútbol europeo.

1. Se juega cada dos años

A diferencia de otras competiciones, y a riesgo de coincidir con otras citas, la Copa de Oro se celebra cada dos años, igual que la Copa africana de Naciones. Puesto que las primeras ediciones coincidían con Eurocopa y Mundial, en 2003 se cambió el paso de la celebración y ahora se disputa en años que coinciden con Copa América y Copa Confederaciones, con lo que la incidencia es minima. Debido a esto, el representante de la CONCACAF en la Copa Confederaciones sale de un Play Off entre los dos últimos ganadores de la competición.

2. México, Estados Unidos y Canadá, automáticamente clasificadas

Desde que en el año 2000 Canadá ganara la Copa de Oro, siendo el único equipo que ha roto la hegemonía de México y Estados Unidos, el combinado norteamericano se ha clasificado automáticamente para la Copa de Oro para las siguientes ediciones sin necesidad de disputar torneos clasificatorios, a pesar de tener el peor ranking FIFA de la presente edición (109). Con él, México y Estados Unidos también acceden de forma directa a la competición con lo que los combinados de los tres países del norte de América, gozan de este privilegio.

3. Sede única

La competición se inició en 1991 a las puertas del Mundial 1994 de Estados Unidos. Probablemente para aprovechar los grandes estadios y promocionar el gran torneo de fútbol, las primeras ediciones se disputaron en el país norteamericano. Pero lejos de llevar la Copa de Oro a otros países, las 13 ediciones que se han celebrado desde entonces han tenido Estados Unidos como sede. Sólo en las ediciones de 1993, 2003 y 2015, ha compartido sede, con México las dos primeras veces y con Canadá en la actual cita.

4. Sorteo privado

Sorprende que un país como Estados Unidos no apueste por el ‘show’ que implica hacer un sorteo de los grupos de forma publica, tal y como si se hace en otras competiciones. Al revés, el sorteo de la conformación de grupos en la Copa de Oro se realiza de manera privada con todo lo que implica en cuanto a conspiraciones e intereses.

5. Cambios en pleno torneo

Las reglas del torneo permiten a los seleccionadores de los combinados hacer cambios en sus plantillas al acabar la fase de grupos. Así, pueden cambiar al menos el 25% de sus equipos si así lo creen necesario, a diferencia de otras competiciones en las que solo se permite incorporar jugadores en caso de lesiones muy graves.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *