Un año del ‘Mineirazo’: La vida sigue igual


Los jugadores de la 'seleçao' antes de la semifinal del Mundial 2014 / WIKIPEDIA.ORG

Los jugadores de la ‘seleçao’ antes de la semifinal del Mundial 2014 / WIKIPEDIA.ORG

Un año entero. doce meses. 52 domingos para reflexionar. Tiempo suficiente para modificar aquello que no funciona. Y más en el cambiante mundo del futbol, dónde los giros que algunas situaciones pueden dar, durante este lapso de tiempo, son más que significativos. Por ejemplo, en este último año han cambiado muchas cosas, como que el cetro de campeón de la Champions League ha pasado del Real Madrid al FC Barcelona. Aunque también hay otras que no cambian, como el pobre aporte del ‘Tata’ Martino a los equipos en los que juega Messi. Finalmente hay cosas que siguen igual, incluso habiendo cambiado mucho. Es el caso de la situación de la selección brasileña, quien, un año después del ‘Mineirazo’, sigue perdida.

Hoy, 8 de julio de 2015, se cumple un año de la semifinal del Mundial 2014 que Brasil perdió de forma catastrófica ante Alemania por 7 a 1. Fecha maldita para los brasileños en la que se rememora una debacle monumental, una derrota que deshizo los sueños húmedos de los aficionados de la ‘Seleçao’. Esperaron ver a su equipo ganar una copa mundial en casa, y se encontraron con la mayor humillación para la selección brasileña desde el ‘Maracanazo’. Así, la derrota llamaba a ser un punto de inflexión para hacer despertar a un equipo que llevaba años sin ser ni la sombra de lo que fue.

Fernandinho, tras recibir uno de los siete goles en el 'Mineirao' / JEFFERSON BERNARDES/VIPCOMM

La primera medida que tomó la CBF fue cambiar de seleccionador. Se puso fin a la segunda etapa de Scolari como seleccionador para dar paso a la también segunda era de Dunga al mando de la ‘Canarinha’. Savia nueva a medias, ya que el ex jugador brasileño fue técnico de la selección del 2006 al 2010. A su vez, Carlos Alberto Parreira dejó de ser el coordinador de la selección, lugar que ocupó Gilmar Rinaldi, ex portero y agente de futbolistas hasta entonces.

Con Dunga como capitán para cambiar de rumbo, se dio paso a la remodelación del equipo. Julio César, Maicon, Dante, Hulk y Fred, fueron perdiendo protagonismo poco a poco, dando paso a nuevos estandartes del equipo como Jefferson, Miranda, Willian, Coutinho o Firmino. La remodelación pareció funcionar, al menos en los resultados. Sin desplegar un juego espectacular, Brasil ganó los diez amistosos que jugó con Dunga al mando, antes de viajar a Chile para la Copa América. Pleno de victorias, incluyendo triunfos ante Argentina y Francia, con 21 goles a favor y tan solo 2 en contra.

La regeneración es un hecho. Así, un año después del fatídico último partido de Scolari, y tomando de referencia el partido ante Paraguay de hace tan solo semana y media, se puede advertir que en el once inicial solo un jugador repite en ambas alineaciones: Fernandinho. A pesar de ello, Brasil volvió a fallar en una gran cita y fue apeada de Chile 2015 con más pena que gloria. Dos victorias con muy poco, un empate por un inefable error defensivo y una derrota con la imagen de Neymar expulsado y sancionado. Este fue el pobre legado de la selección de Dunga a la Copa América.

hggf

Lejos de volver a cambiar de rumbo, Dunga ha sido ratificado como seleccionador. A la vez, la CBF anunció la creación de un Consejo de Desarrollo Estratégico, por tal de crear un plan de acción de cara a los próximos desafíos. Con estas medidas se pretende estudiar la situación del futbol brasileño y aunar opiniones de ex seleccionadores, entrenadores locales e internacionales.

La vida sigue igual en Teresópolis. La situación no mejora a tan solo tres meses del inicio de las eliminatorias para el Mundial 2018. La ‘Verdeamarela’ sigue necesitando a Neymar en sobremanera, y la creciente explotación en Europa de jugadores en los países vecinos, hace que a Brasil le cueste competir cada vez más en suelo sudamericano. Quedar fuera de un mundial por primera vez superaría con creces los fracasos del ‘Maracanazo’ y el ‘Mineirazo’? En este caso, tendrán más de un año para mejorar la situación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *